Día internacional de la juventud

Naciones Unidas, declaró en el año 1999 al 12 de agosto como “Día internacional de la juventud”. Este año lo celebramos nuevamente con ese sabor agridulce que dan las crisis profundas. Pero con la plena esperanza que en los años venideros, celebraremos días internacionales de la juventud esperanzados por lo que vendrá, que de seguro será muy bueno.

Todo se reduce a lo mismo, una profunda crisis, que ocasiona la falta de demanda laboral, algunos jóvenes tienen su punto de mira en otros países u otros continentes. Al igual que sus antecesores lo hicieron después de la guerra civil, piensan en emigrar. 

 

Este día internacional de la juventud, encuentra a los jóvenes sin trabajo. Muchos de ellos no pueden permitirse estudiar en la universidad porque no tienen con que mantenerse. Y los que pueden hacerlo, tampoco encuentran empleo después de graduados.

 

Las pocas empresas que están tomando personal, se dan el lujo de escoger muy bien a quienes le dan empleo. Y no lo hacen a personas recién graduadas, sino a quienes tienen una amplia experiencia en el cargo.

 

El no conseguir empleo, y no tener recursos, hace que los jóvenes no tengan independencia. Esto no les permite emanciparse, tener su propio lugar y su propia vida. La crisis económica todo lo atrasa, y lo aleja de la meta.

 

El empleo de los jóvenes se ha vuelto en esta realidad crítica una quimera, una utopía inalcanzable. Se busca, se busca y no se encuentra, la sensación es la de correr una carrera en la que la meta se adelanta una y otra vez. Y por lo tanto se hace imposible de alcanzar.

 

En este día internacional de la juventud, las autoridades deben reflexionar y  tomar verdadera conciencia de lo que está ocurriendo en la sociedad. Toda una generación estará diezmada por la falta de trabajo y oportunidades.

 

No es uno ni dos, son cientos, miles de personas en busca de una oportunidad que se les resiste, que se esfuma, que los abandona y los frustra. Son miles y miles de jóvenes que este año conmemoran el día internacional de la juventud sin expectativas ciertas, sin horizonte posible. 

 

Es difícil no perder las esperanzas y mantenerlas incólumes cuando todo en nuestro rededor nos dice lo contrario. Es difícil mantener las esperanzas cuando no hay oportunidades. Es difícil mantener las esperanzas cuando no se puede hacer lo que se sabe, ni lo que se quiere y tampoco lo que se puede.

 

Es difícil mantener las esperanzas ante un panorama tan apocalíptico, pero no es imposible. Este año este día internacional de la juventud debe ser un día especial. Un día en el que todos deben hacer su aporte para que el problema encuentre alguna vía de solución, para que quienes deciden los destinos de este país tomen conciencia y hagan algo.

 

La solución no llegará mágicamente,  no todo está perdido, siempre hay esperanza. Hay que trabajar activamente para que esta esperanza no se pierda. Para comenzar a activar el mercado laboral que albergue a todos esos jóvenes con nuevas ideas y ganas de aportarlas.

Escribir comentario

Comentarios: 0
Calendarios publicitarios

CONÓCENOS

Descarga nuestro catálogo 2018 (9 MB)


Don Calendario


EDIJAR S.A. · Calendarios publicitarios para empresas y negocios - Personalizados 2018 ·

C/. Finlandia ,14 - Pol. Ind. Las Maromas - 03160- ALMORADÍ - (Alicante) · Spain ·

Tel: 965 700 100 - Fax 965 700 304 // www.edijar.com - jose@edijar.com